Decoración del escaparate del horno “El Laurel”

Decoración artística en los escaparates

El espíritu de la niña que vive en mí nace cada vez que cojo los pinceles para llenar de pintura lugares que antes estaban prohibidos. Desde que una vez se me ocurrió pintar un escaparate por dentro no he parado de hacerlo. A la gente le encanta ver los cristales de las tiendas donde compran cada día llenos de color. En este caso, el lugar mágico donde estuve pintando fue el horno “El Laurel” (Cheste, Valencia). Cuando un propietario de un local me llama para hacer esto, suele ser alguien especial, alguien creativo a quien le gusta salirse de la cuadrícula. Podríamos hablar de arte efímero, ya que tarde o temprano, acaba desapareciendo para que nazca una nueva pintura. Es necesario ese cambio, ese movimiento que genera sensaciones en la gente, esa energía que fluye cada vez que los cristales de una tienda local se impregnan de arte.

Cómo pintar un escaparate

Hoy voy a compartir con vosotros algunos secretos acerca mi trabajo: Para pintar un cristal no hacen falta objetos sofisticados ni gastarse mucho dinero en materiales artísticos. Solamente necesitas pintura y pinceles. Cuando comencé a hacer esto, eso era lo único que tenía a mano y os aseguro que el resultado no dejó indiferente a nadie. Cualquier pintura al agua sirve, pero aconsejo que sean al menos de una calidad media porque las baratas son demasiado acuosas. Con el tiempo fui descubriendo nuevos materiales como los rotuladores y esprays acrílicos. Y, poco a poco, sin darme apenas cuenta, se consolidó un lenguaje plástico personal. En el siguiente video puede verse el proceso. Pintar un escaparate como este cuesta entre 4 y 6 horas de trabajo, aunque previamente suelo hacer un boceto que, dependiendo del nivel de detalle, me lleva entre 30 min y 2 horas.
Horno Laurel 4
Horno Laurel 5
Ostara
Ostara

No sé muy bien quién soy todavía, pero sé que estoy aquí para sentir la tierra y lo que ella nos da. Por eso trabajo con flores y plantas, tanto en la tienda como en el campo. Mi especialidad es el trabajo artesano floral porque es a lo que más tiempo dedico, pero hay días en los que puedo coger los pinceles, la cámara, el ordenador, la azada o incluso la varita mágica para trabajar. O puede que elija otro camino para ir a un lugar y me pierda por unos instantes… lo que más me gusta hacer es olvidarme de que estoy haciendo algo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *