Sobre Patricia

por Patricia

El linaje es algo que me mueve por dentro. Las historias familiares, sobre todo la mía, tiran de mis tripas, me atrapan, y me empujan a querer saber más y más.

Quizá por eso me gusten tanto las ramas, las raíces. Las fotografío siempre que puedo. Sus nudos, su caos, la unión laberíntica de sus cuerpos que se enredan, sus huecos oscuros llenos de misterio… Si hurgo, si profundizo en su urdimbre sabiendo que jamás llegaré al principio o al final, descubro que, a pesar de ello, hay respuestas a algunas preguntas: Quiénes me precedieron, en qué lugares vivieron, quiénes les precedieron a ellxs…

Mis historias siempre hablan, en parte, de linajes. De posos que quedan en lo profundo del corazón de nuestros ancestros y que van pasando de padres y madres a hijxs. Que nos marcan y nos conducen de alguna manera hasta el lugar en el que estamos. Que debemos descubrir si nos hacen bien o mal para poder continuar adelante con o sin ellos.

Los personajes de mis novelas (como los de todas las historias) tienen un bagaje, una mochila que les hace actuar de una u otra forma. No solo heredan los rasgos de sus padres, también heredan manías, formas de ver las cosas y de enfrentarse al mundo. Porque todos sabemos que las palabras se escuchan y, a veces, calan, pero lo que se imita son los actos.

En mí despiertan las letras que acentúan mi vida y le dan sentido: M, D, J, A, E, S, R, U… En mí nace todo lo que desembocará aquí para ti. Deseo que al menos algo confluya con tus pensamientos e intereses. En mí empieza y acaba este hogar bajo tierra que espero que compartas conmigo durante mucho tiempo.

Soy Patricia y quisiera creer que un mundo mejor es posible. Con ese sueño me duermo cada noche y esa es la esperanza que todos los días me hace despertar.

También te puede gustar

Deja un comentario